“King Kong” o el remake innecesario

La verdad es que no es nada mala, pero ya estoy harto de tanto remake. Hay que reconocer que el señor Jackson (que ganó 11 Oscar por la tercera entrega de El señor de los anillos) se lo ha trabajado. Hay un guión completo, unos efectos visuales impresionantemente espectaculares, una fotografía y un montaje más que correctos, unas interpretaciones nada exageradas, una banda sonora muy buena de James Newton Howard (quién lo iba a decir), y muchos más aspectos buenos del film. Pero esta historia, repetida tantas veces ya no tiene la gracia que la tuvo cuando la hicieron en el 1922.  
Destacan como ya he dicho anteriormente los efectos visuales. No había visto una cosa igual en una película. Jackson consigue  hacer una versión moderna de lo que antes era un clásico, y probablemente se lleve unas cuantas estatuillas este añó en los Oscar.

Con una duración de tres horas y media, la película, en mi opinión, no se hace pesada ya que el guión es bueno. La primera hora es de las mejores, donde se situa en la ciudad y en la vida de un director que quiere crear una película en una isla llamada “La isla de las calaveras”. Cuando reúne a todo el equipo y se embarcan habrá más de un peligro y cuando lleguen a la isla, éste peligro aumentará… Secuestran a la actriz principal del film, Ann Darrow (magistralmente interpretado por Naomi Watts, siempre espléndida), y unos “bichos” se la llevarán dentro de la isla dónde se encuentra el gorila más grande del mundo.
La desesperada búsqueda de Ann por parte del equipo de la película se convertirá en una pesadilla para todos ellos. Cuándo la encuentren, también se encontraran con el enorme gorila al que dormirán con cloroformo para llevar a la ciudad y presentarlo ante un montón de espectadores. Pero cuándo éste se suelte de las cadenas con las que está ligado, se armará una grande revuelta en la ciudad. Kong subirá hasta el Empire Estate junto a su prometida Ann para alejarse del mundo que les rodea, pero no acabará como ella esperaba…
 

En resumidas las cuentas, una película buena, pero demasiado al estilo de Hollywood. No era necesario hacerla, pero el dinero manda.

Lo mejor: los efectos especiales y la calidad de imagen.
Lo peor: que no tengan más imaginación.
El momento:
cuando arrebatan a King Kong en el Empire State.
Valoración: 7,8

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s