Los inicios de la vida de Clooney: “Buenas noches, y buena suerte”

En mi opinión, hoy en día hay pocos cineastas americanos que amen el cine de verdad. Unos de ellos son: Clint Eastwood, Tim Burton, Woody Allen, Los hermanos Coen… y ahora George Clooney. Éste último, nos lo ha demostrado con su segundo film como director, Buenas noches, y buena suerte. Rodada en blanco y negro y ambientada en los años de la Caza de brujas del senador McCarthy, el film de Cloony consigue atraernos y hacernos entender que ama el cine.
Cada plano que graba está pensado, al igual que cada toma. La estética del film es de un gusto exquisito, con esos contrastes tan marcados, esas caras tan detalladas y ese blanco y negro tan contrastado. También hay que destacar la grandísima fotografía. Es lo más parecido a una película clásica de los años 40, pero situada en otra época, dónde al final hasta parece sexy la propuesta de Clooney.
El director (y actor secundário, en este caso), rueda con ritmo, sin dejar que el público se aburra, pero que tampoco se entretenga como en un thriller (como le llaman algunos a esta película). En mi opinión, es una película histórica con toques de documental y de biopic, dedicado al periodista buscador de la verdad, Edward F. Murrow, brillantemente interpretado por David Stratharin.
Clooney es el director de esta obra de títeres, situados durante prácticamente todo el film en una sala de periodismo, y mueve los hilos de cada muñeco para que todos tengan un final como esperan, o no.
Con un reparto de lujo, encabezado por Strathairn, al que le siguen una serie de actorazos: George Clooney (que hace un papel corto, dejando paso a que David se luzca), Patricia Clarkson (una actriz que siempre me ha entusiasmado, y que aquí me lo demuestra aun más), Robert Downey Jr. (también me encanta, pero por mala suerte, tiene un papel breve), Jeff Daniels (no lo he visto en demasiados films, pero sigue demostrando que tiene un gran talento), Ray Wise (a éste si que no lo había visto nunca, pero sin embargo, me gusta su inerpretación) y Frank Langella (un actor de primera, veterano, que nos enseña uno de sus papeles más complejos). Con este reparto, de entrada, ya tienes ganas de ir a verla.RESUMEN
Edward F. Murrow era un periodista que lo que quería no era el poder, sinó que únicamente quería la verdad. En tiempos en que el poder estaba en manos de el senador que encarcelaba a todo aquel que fuera comunista, McCarthy, el periodista de la sala de redacción de la CBS se atrevió a enfrentarse a él y encontrar la verdad.
Aparte de este enfrentamiento, dentro de la sala ocurren historias también relacionadas con el tema, como la de una pareja de periodistas (Patricia Clarkson y Robert Downey JR.) que mantienen en secreto su matrimonio para no ser despedidos uno de ellos, o también la amistad entre el personaje de Clooney y el de Strathairn que cada vez se mantiene más en distancia.
A Murrow le costó, pero al final consiguió no ser encarcelado y conseguir alguna parte de toda la verdad.

EN RESUMIDAS CUENTAS
Lo mejor prácticamente todo: el labor de Clooney (también destacando el guión), la ambientación, la fotografía, y las interpretaciones (destacando a Strathairn), y las canciones cantadas por Dianne Reeves (fijaros en la de la introducción, When I fall in love)
Lo peor que sólo dure 93 minutos.
El momento el primer discurso de Murrow ante la cámara dedicado al senador McCarthy. Espectacular.
Valoración 9,5.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s