“Superman Returns”: un Bryan Singer en baja forma

Yo no soy muy admirador de los superheroes, pero he de reconocer que tanto Spider-Man como Superman son los que más me atraen, quizás porque tienen más sentimientos que los otros. Hoy os hablaré del segundo, al que de pequeño veía en series de TV (y algo de lo que más me gustaba de él era cómo se cambiaba en la cabina).
En 1978, Richard Donner hizo volar por primera vez a un hombre en la gran pantalla con Supermán, basada en los cómics de Joe Shuster y Jerry Siegel. El resultado fue bastante bueno, y creo que gracias, a parte de la originalidad, a los actores: Christopher Reeve, Gene Hackman, Marlon Brando y Glenn Ford. Ahora, en el 2006, no tenemos este “repartazo”, pero sí a Bryan Singer (director de la magnífica Sospechosos habituales, aunque no le llega a ésta ni a la suela de los zapatos), que no consigue la misma emoción, ya que la otra fue una gran innovación, pero sí le da un toque personal, y eso se nota. Pero Superman Returns, así es cómo se llama esta nueva versión, también tiene sus defectos, y creo que es imprescindible comentarlos: presenta muchísimos tópicos de películas norteamericanas, como el rescate de Lois y su hijo en el yate o muchos diálogos que parece que te los sepas de memoria. Estos aspectos hacen bajar mucho la calidad de la película, sobretodo porque se hace menos creíble.
Pero también he de destacar algunas virtudes que no son típicas de este tipo de producciones, como por ejemplo la manera cómo cuenta su plan Lex Luthor, varios movimientos de cámara bastante innovadores y los espectaculares títulos de crédito principales.
En fín, que como podéis ver, el film es bastante irregular. No me alargaré mucho más, ya que la mitad de lo que os explicaría ya lo sabríais (como el argumento, por ejemplo, que es largo, pero conocido).

Una cosa que sí he de destacar son los efectos especiales, que como es habitual en este tipo de películas, son espectaculares, tanto en la escena del rescate del avión, como en el desenlace final.
También se ha de comenar que las escenas de acción són más bien escasas, aunque estén brillantemente filmadas y sean de larga duración; la música, donde principalmente destaca el theme que compuso John Williams para la primera película; y por último, la buena, pero un poco contenida actuación de Kevin Spacey interpretando al villano y enemigo de Supermán, Lex Luthor. El resto de actuaciones son, la verdad, muy poco creíbles, sobretodo la de Brandon Routh, que interpreta a Supermán.

EN RESUMIDAS CUENTAS
Lo mejor
que Singer haya optado por centrarse más en los problemas del personaje, que no en la acción pura y dura, y Kevin Spacey.
Lo peor esos tópicos ya tan vistos en películas hollywoodenses y la patética actuación de Brandon Routh.
El momento el precioso encuentro entre Lois y Supermán en la azotea. 
¿Por qué la película, siendo de Bryan Singer, carece de tanta originalidad?
Valoración 6

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s