“United 93”: el 11-S vuela muy alto

 Me atrevería a decir que United 93 es la película más impactante, realista, humana, conmovedora, valiente, trágica, intensa y directa de los últimos años. Ante tantos adjetivos positivos podréis comprobar que al film de Paul Greengras no le falta nada, es perfecto. 

Como todos sabréis, United 93 cuenta la trágica y real historia del secuestro del avión 93 el 11 de septiembre en los Estados Unidos. Pero, junto con otros tres vuelos, también secuestrados por terroritas islámicos, fue el único que no alcanzó su objetivo, y todo gracias a la valentía y coraje de sus pasajeros. La película, narrada en tiempo real, está dividida en dos intensas partes. En el primer fragmento los acontecimientos suceden desde el punto de vista de las torres de control, que aterrorizados ven como su pais está en peligro: el World Trade Center y el Pentágono han sido atacados por tres aviones y pronto descubren que el avión 93 tambien ha sido secuestrado. En el segundo se muestran los sucesos en este avión del que todos sabemos su destino.

Esta valiente propuesta, llevada a cabo por el ya nombrado Paul Greengras (director inglés de auténticos entretenimientos de calidad como Bloody sunday y El mito de Bourne), no pretende contar los acontecimientos de forma patriótica y sensiblera como seguro que hará Oliver Stone con la aun no estrenada World Trade Center. Lo que quiere es mostrarnos la terrible movida que causan semejantes secuestros para los centros de control y todo el país y a la vez sumergirnos en un avión lleno de pasajeros que saben el destino que les espera, y que por ello, lucharán sabiendo que el destino será el mismo aunque sus enemigos mueran: la muerte. No sólo eso, sino que también quiere, de forma general, mostrarnos cómo está el mundo hoy en día: en un caos.

Destacaría principalmente, junto a la dirección del gran Greengras, el elenco de desconocidos actores. Algunos de ellos son familiares de las víctimas, otros se interpretan a sí mismos (como Patrick St Esprit) y otros que simplemente no los conocíamos. De todos ellos, destacaría a Christian Clemenson (el que en los últimos minutos de su vida habla con su mujer y decide, al enterarse de que han atacado a más edificios con aviones, crear un plan para asesinar a los terroristas), Ben Sliney (el de la foto de abajo, que se interpreta a sí mismo), Trish Gates (la azafata rubia), Cheyene Jackson (el pasajero de la gorra que por poco pierde el vuelo) y varios más de los que ahora no sé el nombre. Pero en general es un cásting de lo más acertado en el que todos cumplen su deber: crear realismo.

La película está filmada cómo un reportaje, con la cámara en los hombros (cosa muy acertada ya que le da un toque de realismo impresionante), y por lo tanto, con una fotografía nada convincente (aunque últimamente varios directores la están utilizando en sus películas, como Fernando Meirelles, Michael Winterbottom o Michael Mann). Como aspectos técnicos, también he de destacar el elaborado montaje y la estupenda banda sonora del irregular John Powell.

Esta es una película dura y cruel. En muchos momentos se te pone la piel de gallina o te cae una lágrima. Es puramente emocionante. Lo más interesante de ella es que no es una de esas historias basadas en hechos reales que te cuentan todo lo ocurrido a la perfección. No es así, porque tampoco se sabe exáctamente qué pasó dentro de ese avión. Sin los familiares de los fallecidos pasajeros ni los controladores aereos, United 93 no existiría. Es una película totalmente necesaria para saber qué está ocurriendo exactamente aquí, en el mundo. Te muestra las reacciones de las personas ante tales hechos,  el nerviosismo tanto de los que están en la tierra como los que estan en el aire, y te muestra una sensación de inmediatez absolutamente descorcentante. Esta es una magistral recreación de unos hechos que por desgracia han existido. Estamos ante la película más conmovedora y trágica (basada en un hecho real) de los útlimos años o incluso décadas. Ante una obra maestra.

Lo mejor su hiperrealismo.
Lo peor el exceso de imágenes de las torres de control, aunque al fin y al cabo, dan más realismo e intensidad al film, y por ello no es un gran defecto.
Valoración 9,5

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s