“Diario de un escándalo”, magistral duelo interpretativo

notes-on-a-scandal-4.jpg

Helen Mirren estaba estupenda en el rol de la Reina de Inglaterra en The Queen y desafortunadamente aún no he visto Dreamgirls para poder valorar la aclamadísima actuación de Jennifer Hudson en su papel secundario. Ambas actrices se llevaron el Oscar como Mejor actriz y Mejor actriz secundaria respectivamente en la pasada ceremonia de los Oscar, y he de reconocer que la primera se lo mereció. Aún y así, si este premio se lo hubiera llevado Judi Dench por su interpretación en Diario de un escándalo me hubiera alegrado incluso más, pues lo que consigue con esta actuación no es nada más que alcanzar la maestría. Y lo mismo ocurre con Cate Blanchett, en una de las interpretaciones más soberbias de esta atractiva e increíble actriz.

Patrick Marber es el escritor de esta película, el cual también fue nominado al Oscar por su más que correcto trabajo. Como digo, el guión de Diario de un escándalo es bueno, pero lo que resalta aquí son las interpretaciones de Dench y Blanchett, unas creaciones de talla magistral con sensibilidades humanas, y sobretodo, unas personalidades increíblemente perversas y bohemias, respectivamente. Sus miradas, sus diálogos, sus moementos cumbres (sobretodo el de Dench, en una actuación final realmente terrorífica). No es que el papel de Cate Blanchett esté peor dibujado o tratado, pero hay algo en el de Dench que me atrae mucho, y no sé si es esa soledad en que se mantiene y esa perversidad con que quiere atrapar las cosas. El de la australiana es un papel más normal, con sus tentaciones y relaciones prohibidas, y también, con sus dudas y temores. En definitiva, quizás la veterana ganadora de un Oscar por Shakespeare in love si esté aquí de verdadero Oscar, pero Blanchett (que lo ganó por interpretar a Hepburn en El aviador) consigue llegar, prácticamente a su altura, con unas exploraciones dramáticas extremadamente intensas (ver la discusion in extremis con su marido, un fenomenal Bill Nighy). 

Se me hace raro hablar al principio de una crítica sobre las interpretaciones, pero es que hay que reconocer que en esta película lo que verdaderamente destaca son ellas dos. Aunque evidentemente, en una película no sólo pueden estar bien las interpretaciones y lo demás ser pésimo. Aquí la dirección de Richard Eyre es más que correcta, el guión de Marber está muy bien estructurado y la música de Philip Glass es sencillamente conmovedora. Y tampoco olvidarse de la magnífica fotografía, llevada a cabo con elegancia y con unos tonos de colores muy ocres y a veces muy grises. La verdad es que todo en Diario de un escándalo funciona, no a la perfección, pero sí de manera adecuada, sin llegar a excederse en ningún momento y siempre resultando amena, y, como en toda película de caldiad, con momentos soberbios y otros que no tanto (el enfrentamiento de Blanchett contra los periodistas, un tanto forzado).

Una película muy buena, con detalles bien pensados, una dirección correcta, un guión, no de Oscar, pero sí estupendamente elaborado, una ambientación creíble y agobiante en varios momentos y sobretodo, dos increíbles actrices que hacen las mejores interpretaciones de su carrera. Inolvidable en el sentido interpretativo.

Lo mejor Judi Dench y Cate Blanchett.
Lo peor a veces resulta un poco forzada.
Valoración 4-estrellas.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s