‘Ratatouille’, simplemente deliciosa

ratatouille.jpg

Al igual que el pequeño protagonista de esta película, su director Brad Bird tiene un olfato exquisito para elegir temas (o en el caso del ratón, comida). Primero diseñó a una familia con superpoderes realmente increíble y ahora a un ratón que viaja a París para acabar como “cocinero” en un famoso restaurante. Sin duda, a este hombre no se le puede negar la imaginación. A Ratatouille la describiría como deliciosa. Siguiendo la linea de Los increíbles, esta película empieza con un plato entrante, de aparente sencillez y con un sabor un tanto frío. Para animar la cosa, su desenlace es como un exquisito segundo plato que proporciona un viaje a través de la enseñanza. Y finalmente, el postre, no menos exquisito, con un climax final realmente apoteósico. Como veréis, el film de Bird no es más que una cena servida con un gusto de primera calidad, con un guión de lo más perfecto y unos personajes entrañables. Nada falta, nada sobra. Es perfecta, aunque evidentemente, no tiene la profundidad suficiente como para ser una obra maestra. El mensaje, que nunca falta, es más claro imposible: si quieres conseguir algo y le pones esfuerzo, lo conseguirás.

A simple vista, ya se ve que el film va a ser bonito, de aire clásico y con toques de humor inteligente. Y no defrauda. Es más, a parte de todo esto, es una cinta muy entretenida, a ratos tópica (y sorprendentemente no molesta, pues no es nada repetitiva ni pretenciosa) e inevitablemente inolvidable. Ya la batallita principal en casa de esa señora nos muestra, de alguna manera, lo que va a ser. Durante la estancia en París (o sea, prácticamente todo), nuestro protagonista va evolucionando de manera progresiva, a la vez que lo hace el joven cocinero (también se le podría llamar protagonista). Y es que ambos protagonistas (ahora sí) son, en realidad, uno mismo. No hace falta que diga el porqué, ya lo veréis. También a simple vista parece la típica película para niños y nadie más, pero esta afirmación no es más que errónea. Como cada vez más ocurre, este film de animación pueden disfrutarlo a partes iguales adultos y niños, aunque esta vez los gags no son tan sofisticados ni están ocultos como en otros (ejem…Homer). Y la verdad es que se agradece que una película como esta sea menos pedante que algunas otras (a mí Shrek 2 me parece estupenda, pero encuentro que algunos de sus chistes adultos sobran). En Ratatouille la inteligencia adulta no se hace notar tanto, pues el espectador ya sabe que está ahí. Sin embargo, es inteligente también en el sentido técnico. Es realmente impresionante la calidad de la animación (sólo hay que observar los movimientos de los personajes o las secuencias de acción (con la cámara en “mano”), la cual cada vez me sorprende más (si tenéis suerte, quizás véis en el cine el teaser trailer de Wall-E). He de reconocer que Pixar se ha superado una vez más con esta impecable odisea de este ratoncito llamado Remy y su relación con el entorno de la cocina (perfectamente realizado).

Los personajes son todos creíbles, entrañables e inteligentes. Desde el principio que Remy, el ratón, te cae bien y, por eso es más agradable de seguir la trama de la película. No desperdiciar en absoluto al joven cocinero, que también, junto a la otra cocinera, consiguen que nos los creamos y que se nos hagan simpáticos. Pero para mi, el mayor logro de la película es el crítico gastronómico, un personaje sórdido que en un principio ejerce de malo pero que al tastar el famoso “ratatouille” recita una de las mejores reflexiones que he oído en los cines desde hace tiempo, sobre el arte de ser crítico y todas las consecuencias. Quizás Ratatouille no sea la obra perfecta que el ratón crea al final, aunque no creo que lo pretenda ser. Esta es una gran película, pero que desafortunadamente no llega a ser perfecta debido a que es de animación, y por lo tanto, no puede ser tan profunda y compleja como un metraje de no animación. Pero si nos centramos dentro del campo de los dibujos, podríamos considerar a esta, la mejor película vista en mucho tiempo y, sin duda, la mejor película de animación de lo que llevamos de año. Totalmente imprescindible.

Lo mejor el perfeccionismo del conjunto y el crítico gastronómico.
Lo peor que a veces recurra a los invevitables tópicos del género.
Valoración 4-estrellas-y-media.jpg

Anuncios

5 Respuestas a “‘Ratatouille’, simplemente deliciosa

  1. Todo el mundo habla bien de esta película. Veremos a ver que tal.

    Me alegro de que vuelvas a las andadas, aunnque no se note soy lector habitual tuyo y el cierre no me paso desapercibido.

    Saludos

  2. Vaya, veo que te has puesto las pilas. Estupendas críticas. No me pierdo “Ratatouille”. Bueno, yo ya he hablado bastante contigo, pero me tienes que contar más cosas de Canadá, ¿eh?

    Jajaj, al leer tus críticas me sorprende que no hayas perdido tu estilo, cuando llevas más de un mes sin escribirlas. Yo sí que lo he perdido… En fin.

    Saludos!!

  3. He tenido el placer de degustarla esta tarde y me ha encantado, de lo mejor de Pixar desde “Los Increbiles” tambien de Bird.
    Anton Ego ya pasa a la lista de grandes secundarios animados de la historia.
    A pesar de que pueda resulta previsible engancha todo el tiempo.
    Otro logro de la casa Pixar.

    Saludos !!

  4. No conocía tu página. Me parece cuidada e interesante. Enhorabuena. Espero poder ver pronto la nueva maravilla de Pixar. Un saludo.

  5. Pingback: Ranking veraniego « El Séptimo Arte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s