‘Sweeney Todd: El Barbero diabólico de la Calle Fleet’, excepcional venganza musical

sweeney-todd-6.jpg

Cuesta encontrar cineastas tan extravages, de originalidad y personalidad inacabables, irónicos y mundialmente reconocidos como Tim Burton. Él ha sido quién ha llevado a cabo algunas de las maravillas, no sólo famosas, sinó también de la más desbordante originalidad creativa. Así que considerarlo un genio sería llamarlo por su propio nombre, o algo similar. Después unos buenos films, aunque no tan geniales como Eduardo Manostijeras o Big Fish , como son Charlie y la fábrica de chocolate y La novia cadáver, llega, al cabo de tres años, con una hipnótica, musical y muy sangrienta tragedia sobre los límites de la venganza y el poder del amor. Probablemente se haya excedido en algunos aspectos (bastante insignifcantes, eso sí), pero, todo y basándose en una obra teatral, desconocida hasta ahora por un servidor, se palpa una personalidad y una fluidez a la hora de narrar esta venganza teñida de rojo realmente fascinante. Y es que no podemos olvidar que retratar en imágenes una obra de teatro tiene su punto de dificultad, y hacerlo de una forma tan imaginativa y apasionante como la conseguida por Burton es de mero reconocimiento. Sweeney Todd: El barbero diabólico de la calle Fleet: así se llama esta extravagante y espléndida obra, tan brillante e ingeniosa como raramente adulta.

Si hay algo que me fascina en ella es su capacidad por sorprender mediante los clichés del propio Burton, varios de ellos bastante renovados y de una más contenida extravagancia. De alguna forma, el director ha conseguido evadirse de la aparente infantilidad de su anterior largometraje (con intérpretes humanos) para regresar a un más tenebroso estilo, muy propio de lo que en realidad quiere contar. No hay dobles sentidos: es una historia trágica contada de manera trágica, al contrario de esa fábrica de chocolate, que bien ocultaba, dentro de su aparente preciosidad, un claro mensaje acerca de la maldad. Pese a esto, toda la película viene marcada por un indudable sello del propio cineasta, que no únicamente estilístico: todo film de Burton contiene grandes dosis de reflexión, contadas, eso sí, de una forma totalmente personal y completamente atípica. En la película en cuestión, el principal y básico tema que se trata es el de la venganza, que bien ha sido llevado a cabo por numerosos cineastas, pero sin demasiados satisfactorios resultados. Es la manera en qué está tratada (repito que está basada en la obra teatral de Stephen Sondheim y Hugh Wheeler) lo que verdaderamente atrae de esta vengativa historia. ¿Común o llena de tópicos? Para nada. Tim Burton ha sabido aprovechar con máximo rendimiento las ideas que ambos dramaturgos inventaron para mostrarlas con puro, no sé si honor, pero sí talento: un barbero londinense que va sumando muertos a causa de navajazos producidos por la ira y sed de venganza que le dominan, todos ellos de un gore pocas veces visto en films del director. Pero también caben destacar numerosas secuencias de una gran ingeniosidad y muy burtonianas, otras, muy trágicas, que dan valor absoluto a ese ambiente teatral en qué se basa (genial plano final), y algunas (musicales), un tanto repetitivas y excesivas, pero llenas de ritmo y emoción (no olvidaré el dúo entre el juez y el barbero o la oda a Johanna por parte del joven y de su padre). Esta es una película que tan bien está realizada que se puede presenciar como un puro espectáculo, que no carece ni de precisión ni de valentía. Arriesgada, ante todo, Sweeney Todd: El barbero diabólico de la calle Fleet nos demuestra que ha llegado un nuevo Burton, un Burton más directo, más humanamente entendible y, sobretodo, mucho menos contenido, por lo que a sangre respecta, pero que no cae en la redundancia ni en el típico tópico.

Escenas musicales, como decía, abundan en la película, las cuales, sin embargo, no acaban de molestar. El pequeño problema es que son sustituidas por diálogos, que bien podrían haberse intercanviado por las excesivas notas y los un tanto cansinos números. Este sea, seguramente, el punto flaco del conjunto de toda la espléndida película: su excesividad en cuanto al género musical y la inexplicable reducción de los diálogos que, pese a breves, están magníficamente escritos (resaltar las conversaciones entre la pastelera y el barbero, sus discusiones, reflexiones, etc). Así pues, dejando de banda la auténticamente admirable dirección de Tim Burton y una dirección artística o, más bien, todo un apartado técnico con el cual uno queda boquiabierto (la música es, además de imprescindible, maravillosa y realmente emotiva), destacar también dos interpretaciones que bien se merecieron/ían una nominación a la dorada estatuilla: las de Johnny Depp y Helena Bonham Carter, como el diabólico barbero y la ¿agradable? repostera, respectivamente. Ellos dos son quienes, de alguna manera, conducen el ritmo del film, los que acaban siendo dos seres de opuestas personalidades y conocimientos, dos, ante todo, humanos sin excepción, que se camuflan bajo unos vestidos y unas apariencias demasiado extravagantes. No son ni malos ni buenos, son altamente creíbles. Dos actuaciones impecables como la copa de un pino, o como la navaja de un barbero, si nos ponemos a ingeniar palabrerías. Aunque dos secundarios (no sólo en este film, sinó en su mayoría), Alan Rickman y Timothy Spall, consiguen atemorizar al espectador de una manera breve pero consistente, pese a ser algo contenida.

Una película espléndida, diferente, mágica, terrorífica, extravagante y completamente ingeniosa. Tim Burton ha dirigido, sin duda, uno de sus mejores films, de lo más trágico, sangriento y bonito. Marcado a ritmo de navajazo, con pausas y cortes profundos que verdaderamente duelen (emocionalmente), lleno de variados géneros, de extrema originalidad y con un conseguido ambiente teatral. Además, se adentra a los límites de la obsesión, a la extraña personalidad de un tipo más bien inclasificable y a sus motivaciones, con un estilo tenebroso y para nada infantil. Finaliza, esta dura tragedia sobre la pérdida, con un clímax tan despiadado como asombroso. Un Burton mayor, sin duda alguna.

Lo mejor unos majestuosos Burton, Depp y Bonham Carter.
Lo peor demasiados números musicales y que aparezca tan poco diálogo.
Valoración 4-estrellas-rojas.jpg
Leer critica de Sweeney Todd en Muchocine.net

Anuncios

6 Respuestas a “‘Sweeney Todd: El Barbero diabólico de la Calle Fleet’, excepcional venganza musical

  1. Totalmente deacuerdo que se abusa de numeros músicales y que no haya apenas diálogo. Pero lo que menos me gustó su final, antológico y simbólico, pero que al niño se le vaya la pinza de esa manera es burtal y surrealista. Una película para hacer historia, Burton y Deep no decepcionan cuando trabajan juntos.
    Por cierto enorme papel de Bonham-Carter en esta película.
    Salu2!!!!!!

  2. Es la mejor pelicula de Burton desde “Sleepy Hollow”. ¿Que los numeros musicales cansan? pues no sé que decir, he visto la peli dos veces y tan solo cortaria dos como mucho porque en conjunto se sostiene muy bien, además de ser arriesgado por no contener grandes coreografías ni bailes caracteristicos del género consiguiendo el que posiblemente sea el musical más intimista de la Historia, a la par que melancolico y gore. Creo que si la pelicula hubiera sid más dialogada hubiera perdido encanto.
    El cambio final del niño me encantó, remarcado con esos ojos sombrios que se le forman, y destaco el papel de Baron Cohen como Pirelli, antologico.
    En resumidas cuentas, que es de las mejores pelis que llevo este año (junto a “Pozos de Ambicion” y “No es Pais para Viejos”).
    Saludos.

  3. yo no he visto la pelicula, pero por la critica que dieron en esta pagina, me imagino que me estoy perdiendo de mucho. Me encantan las creaciones de Tim Burton, el nos enseña mucho siempre en todas sus peliculas, pero para mi la mejor que pudo hacer fue: EL JOVEN MANOS DE TIJERA, espero no descepcionarme en esta, aunque lo dudo, porque la referencias de este hombre son excepcionales, bien por Tim Burton, y quiero agradecerle a el porque aunque es una persona rara, que tiene una imaginacion increible, nunca dejo que nadie lo hiciera de menos por pensar diferente, por tener esa perspectiba de mundo tan bisarro y tan negro, porque es sierto comparto su idea de que el mundo si lo miras asi, tan lujubre, tan injusto, tan cruel, siempre cabe la esperanza que aunque sea asi, ba a ver amor y satisfaccion al final, gracias por inducirme a ver la pelicula, la ire a ver y les cuento como me fue al verla.

  4. es el mejor y la pelicula es fantastica, Tim, Johnny, y Helena hacen un gran equipo juntos, amo a johnny depp

  5. en efecto, es una de las mejores peliculas de Tim Burton, la musica encaja prefectamente con lo Oscuro de la pelicula, la calidad de actores es exelente, Johnny Depp es un actor de primera que realiza sus papeles inspirandose en alguien o algo. Se introduce perfectamente en su papel, el vive y disfruta convivir en el entorno del cine. La pelicula es un musical divertido de cierta forma, la trama es interesante, como inicia como termina, wowwww es una sucecion de pasos entre el amor, el recuerdo y la venganza.

  6. Me gustó mucho la película, la disfruté obvio por la participación de Jhonny Deep, además el guión estuvo a cargo de John Logan que sin duda es un genio sobre todo cuando del género de suspenso y terror hablamos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s