‘Margot y la boda’ de Noah Baumbach

Igual que Una historia de Brooklyn, ese tremendo y realista drama en tono de comedia sobre una corriente crisis matrimonial, Margot y la boda respira un aire de suma intranquilidad, no precisamente apacible; todo se mueve en un ambiente cargado de frustración y, quizás también, de esa ironía que muchos alcanzamos, en según qué situaciones, después de una convivencia. Su apertura, extraña y difícil de describir, no proporciona demasiado a lo que a posteriori veremos: una situación familiar corriente, con sus problemas y demás, pero nunca llevados a un extremo violento que, sin embargo, da un giro, no demasiado inesperado, hacia el más puro derrumbamiento (véase el arbol talado encima de la carpa, un símbolo más que claro ahora indesvelable). Esa escena en el tren con el hijo desfogándose y la madre abrazándole (que hace juego con la última escena, nada parecida pese a su aparente similitud), no es nada más que una escena. Como lo son todas las que aparecen en Margot y la boda: situaciones cotidianas (las de la primera mitad, principalmente) que retratan, una vez más con una apabullante realismo y un acertadísimo toque negro, la vida de una familia intelectual norteamericana. No hay demasiada linealidad en cuanto a la historia, que no deja de ser un telón de fondo para poder llevar a cabo una compleja reflexión sobre distintos personajes. Noah Baumbach, el gran creador de esta maravillosa película, debió de tener algún que otro trauma durante su infancia. Si no, ¿cómo se entiende?

Cuestiones personales aparte, es esencial destacar la presencia de dos geniales intérpretes que proporcionan la otra mitad de fuerza, junto a su guión y dirección. Éstas son Nicole Kidman y Jennifer Jason Leigh, cuyos personajes, sin acabar de entenderlos del todo, se adhieren a la perfección al tono de la historia, creando una atmósfera aún menos cálida. Sus discusiones, sus expresiones, sus malos humores, todos sus diálogos… Son dos personas más, no dos personajes (aunque a ratos un poco pasados de vueltas). Además, no podemos olvidar un reparto secundario igual de entregado, compuesto por unos brillantes y nada excéntricos Jack Blach, Ciarán Hinds y John Turturro, junto a los adolescentes que cumplen más que bien con su cometido. Si Baumbach consigue que no derramemos ni una lágrima en todo el dramón que tenemos ante nuestros ojos es por un motivo muy claro: su cine no es sentimentalista, ni lacrimógeno, ni manipulador. El suyo es un cine que huye precisamente de todo lo que sea la implicación del espectador en su historia; él simplemente la muestra tal y cómo es, para que luego, a la salida, nosotros mismos opinemos acerca de ese (fiel) retrato.

Una boda nada corriente, un grupo de personas heridas, fuertes y a la vez vulnerables, traumatizadas, fracasadas, reales. Todo en Margot y la boda desborda sinceridad, realismo y distante. Posee un buen ritmo que hace que no resulte en ningún momento aburrida, aunque contenga ciertas escenas que quizás tendrían que haberse suprimido. En conjunto es una gran muestra de buen cine, independiente y diferente, muy personal y distinguido (ahora ya asociamos a Baumbach con la cámara en mano, como un espía intrépido en medio de todo el drama, y también con los personajes dolidos que adoptan, en según que momentos, toques irónicos o incluso cómicos que más que desentonar, dan vida propia a sus películas). Margot y la boda es un profundo drama, una experiencia vista desde lejos muy, muy memorable. Un viaje a un lugar a ratos desconocido.

Lo mejor sus personajes, sus tramas, sus diálogos.
Lo peor algunas escenas que no vienen a cuento.
Valoración
Leer critica Margot y la boda en Muchocine.net

Anuncios

Una respuesta a “‘Margot y la boda’ de Noah Baumbach

  1. A mí también me gustó mucho “Margot y la boda”. Me quedé maravillado con ese estudio de personalidades que hace Baumbach, y con ese derroche de veracidad. De hecho, he estado un par de días preparando la crítica, que acabo de colgar 😉

    Saludos, y felices fiestas!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s