Nuestras preguntas cuotidianas

Crítica de Oh my God de Luís Calderón

Luís Calderón, habitual de Muchocine.net -una web donde quien quiera puede publicar sus críticas cinematográficas-, me pidió que le hiciera una reseña sobre su reciente cortometraje titulado Oh my God. Cosa poco habitual en mí, cumpliré con su petición y realizaré un análisis sobre este curioso film. Pronto comprenderéis el porqué.

En todo momento consciente de los pocos medios con qué dispone, Luís Calderón se arriesga con un tema tan difícil de tratar como el de la de la existencia de Dios. Sé que muchos pensarán previamente que el cortometraje podría haber presentado un estilo extremadamente puritano, sobrio y hasta escalofriante. Pero, como inteligentemente se propone el realizador, también existe la posibilidad de contar el tema de una manera cómica y aparentemente ligera. Hablar sobre Dios como si habláramos sobre las hamburguesas o sobre chicas -fijaos en la primera imagen de todas, pues invita a reflexionar sobre el absurdo uso que le damos a palabras como la misma “Dios” de manera natural-.

Tres son las historias que aparecen, aunque sólo una es la real: la mezcla de todas. Y es que bien podría haberse contado este Oh my God con una simple conversa entre dos jóvenes, y no seis. El hecho de que aparezcan más tiene también su qué: un ritmo más ágil, una gran amenidad y una visión general sobre varios adolescentes. Hablando de visiones generales: el corto, además de ser una reflexión sobre la religión y el más allá, también lo es sobre el pensamiento actual de la generación joven, sobre sus inquietudes, que a medida que pasa el tiempo, van convirtiéndose más comprensibles o, quizás, más disparatadas. Sin duda, una enorme ayuda es la escritura de unos diálogos inteligentes y que bien parecen espontáneos.

Este es un cortometraje que, pese a tener un contenido extremadamente polémico y, en algunos casos, ofensivo, se lanza contra todo tópico y se propone una nueva mirada, a la vez que, gracias a su sencilla pero bien tratada puesta en escena -atentos al primer travelling observando las creaciones: plantas, árboles…-, surge un talento a tener muy en cuenta: el de Luís Cuadrado.
No os recomiendo Oh my God simplemente por quedar bien. Os recomiendo Oh my God porque, ante todo, creo que os puede gustar, que os puede inquietar, que os puede motivar. Y es que, pese a un apartado técnico entendiblemente justito, el film es un verdadero soplo de aire fresco respecto algunos otros cortometrajes de hoy en día que siempre radican en lo mismo. Es ingenioso, es chisposo, es sarcástico y está francamente bien.

Lo mejor sus diálogos y su gran agilidad.
Lo peor técnicamente deja que desear.
Valoración
Leer critica Oh, my God en Muchocine.net

Para ver el corto clicad aquí. Para el trailer, aquí.
Espero que lo disfrutéis.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s