Para comprender un desamor

Crítica de Paso de ti de Nicholas Stoller

Es complicado juzgar el género cómico igual que a los demás -más serios o, si quieren, profundos-, pues a menudo, y sobretodo en los últimos años, ha sido el más alocado, el menos preocupado en concienciar a un público que ya se conforma con cine de usar y tirar. Aunque, afortunadamente, surgen, como ya mencioné en la reciente crítica de Zohan: licencia para peinar, nuevos talentos que proponen un cambio radical a lo que estábamos acostumbrados a ver dentro del género, que no sólo hacen reír, sino también pensar. Sería injusto no mencionar, dentro del campo cinematográfico estadounidense, un tipo como Judd Apatow, capaz de producir comedias magníficamente entretenidas, llenas de toques personales sobradamente inteligentes -me refiero, por ejemplo, a genialidades cómicas como Supersalidos o la mismísima Paso de ti-. Y es que además, se presencia un progreso: en su nueva aventurilla -de esencia más dramática que cómica- surgen situaciones tan alocadas como verdaderamente sinceras, realistas. Paso de ti -¡maldito el título en España!-es un regalo con chispa, una preciosa y conmovedora historia sobre el desamor, increíblemente interpretada por un, hasta ahora desconocido, Jason Segel, capaz de rebosar la pantalla de naturalidad -que, además, es el propio y único guionista de la película-. Todo transmite una sensación de frescura completamente inédita en inentos fallidos como American Pie. Una película emocionalmente inteligente que vuelve a demostrarnos que el imperio Apatow es el mejor en su campo.

Otro aspecto remarcable, y supongo que enormemente evidente, es el hecho de estar decantada, igual que otros de los filmes de la misma “generación”, a un público más enteramente masculino. Sin embargo, escenas como las del protagonista vagueando en el salón de su casa o haciendo estupideces por intentar pasar inadvertido de su Sarah Marshall resultan contener un aire de autocrítica -tengan en cuenta que tanto el director, el productor y el guionista son tíos, y eso se palpa-. El guión, que, en todo momento, parece ser una autobiografía, es tan remotamente perfecto que uno, sin incluso dejarse llevar, nunca tiene la sensación de estar siendo manipulado o tratado como a un imbécil. La gracia está, sin duda alguna, en que todo marcha muy poco esquemáticamente y parece estar contado de manera absolutamente espontánea -quizás tópicos como el final no redondeen esa vuelta de tuerca a la comedia convencional-. El logro está ahí, y en el tratamiento de unos personajes asombrosamente escritos, saturados de matices y transformaciones divertidísimas y completamente entendibles.  Desde los cuatro principales hasta los secundarios -inolvidables las intervenciones de Jonah Hill, el supersalido gordete- rompen con los usuales prototipos del perdedor, la novia indecisa, la mujer perfecta -probablemente este sea el más discutible- o el enamorado ex-drogadicto. Y es que pese a parecer, los mencionados, típicos personajes de una comedia norteamericana, todos ellos resultan ser una monumental patada al tópico, presentando acciones tan sorprendentemente inusuales como chocantes. Lo mejor de todo es que ni Stoller ni Segel se andan con rodeos, así pues proporcionándole a la historia un desconsolador pero muy sabio sabor refrescante y novedoso.

¿Realmente cabe esperar productos como Pinnaple Express, Step brothers o Year One para confirmar que Judd Apatow está siendo el más rompedor de todos los creadores de las comedias made in USA? Yo creo que Paso de ti ya deja bien claro el estado actual de esta nueva moda que combina historias corrientes bañadas de un tono irónico e inteligente. No se la pierdan, pero veánla en versión original, pues de lo contrario estarán renunciando a imprescindibles piques entre ingleses y estadounidenses acerca de la entonación.

Para saboreadores de situaciones corrientes tintadas de tonos irónicos divertidísimos.
Valoración
 
Leer critica Paso de ti en Muchocine.net

Anuncios

Una respuesta a “Para comprender un desamor

  1. Me satisfizo enormemente esta película. Demuestra que la comedia no tiene por qué ser banal ni estúpida, y también que en televisión se curten estupendos actores, como en el caso de Kirsten Bell y Jason Segel.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s