Winter’s bone

¿Qué harías si fueras una chica de 17 años que vivese en un pueblo miserable del mid-west de los Estados Unidos, donde reinan el machismo y las drogas, tuvieras que cuidar de tus dos hermanos pequeños (de 12 y 6 años) y de tu madre con alzheimer, y además, te dijeran que si no encuentras a tu padre (quien debe acudir a un juicio por cometer un delito) te desalojarán de tu hogar? Esta es el complicado planteamiento del filme que triunfó en la pasada edición del Festival de Sundance, Winter’s bone. Quizás pueda parecer un inicio algo tremendista, pero lo cierto es que la trama de desenvuelve de una forma sorprendentemente ágil, consiguiendo la atención del espectador provocándole una tensión acumulada en su cuerpo. Además, la soberbia interpretación de Jennifer Lawerence, que transmite complicidad y credibilidad en todo momento, no hace más que acentuar la autenticidad y la fuerza del relato. Pero sin duda, lo que para mi es el gran logro de este filme es su falta de pretensiones, que llega incluso a conseguir hablar mucho más de lo que en un principio parece pretender: de una historia no demasiado complicada surgen diversas reflexiones internas como la autosuperación de los jóvenes, la impotencia de las mujeres en estos pueblos llenos de miseria y, sobretodo, la injusticia de las desigualdades en los paises desarrollados.

Cabría olvidarnos de la etiqueta de “el filme independiente del año”, pues más allá que tenga un presupesto bajo, el hecho es que es rotundamente un filme muy sólido, inteligente e incluso, muy entretenido.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s