Crítica: ‘El caballero oscuro: la leyenda renace’: que empiece el caos

Christopher Nolan tiene el don de saber atraer a masas con su gran sentido y dominio de la epicidad, mezclando terrenos humanos con la acción pura y dura. Y es que con la trilogía de Batman y la estupenda Origen (2010) ha conseguido algo que pocas películas de este género, consolidándose como el mejor cineasta de acción y aventuras del momento..

La nueva y última película del hombre murciélago comparte virtudes con la segunda y mejor entrega, El caballero oscuro (2008), pero el problema es que explota muchas de éstas, que entonces le funcionaron a la perfección. Véanse, pues, el abuso de la música y el montaje paralelo para crear suspense y emoción, o los constantes giros de guión que generan más incredulidad que sorpresa, así como una saturada grandilocuencia y una más que excesiva duración (¡164 minutos!).

Sin embargo, este renacer tiene escenas muy potentes, así como un villano (soberbio Tom Hardy) que, aunque lejos de la chispa y “empatía” que despertaba el anterior Joker, consigue atemorizar en más de un momento, como en el memorable el discurso en el campo de fútbol. Pero lo que más me ha convencido de esta entrega es el discurso social y político que existe en ella: si El caballero oscuro mostraba el temor al pánico post 11-S, esta tercera trae consigo la anarquía convertida en espectáculo, un caos en el que la sociedad de Gotham (de EUA, del mundo) se indigna ante la corrupción, la avaricia de los más poderosos y la fallida del sistema financiero (memorable la literal ocupación de Wall Street). Quizás el mensaje sea mostrado de forma demasiado explícita, pero esta simulación de una tercera guerra mundial, donde el terrorismo consigue atraer la rebeldía de las masas, acaba resultando lo mejor de la función.

Y, al final, lo que acaba quedando es la siguiente reflexión: en medio de la llegada del caos, ¿solo algo antinatural como un superhéroe puede salvar a la sociedad? Según Batman no, pues como él mismo dice en una escena, héroe puede serlo cualquiera, con cualquier gesto de generosidad. ¿Les suena a algo?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s