Crítica de ‘Argo’: ¿el gran Ben Affleck?

Prácticamente todo el mundo está de acuerdo que la breve pero notable labor en la dirección de Ben Affleck se sobrepone a sus pocos dotes interpretativos. Este 2012 esperaba con ansias su tercera incursión detrás de las cámaras, Argo, un thriller político que recupera un episodio poco conocido de la política y el espionaje norteamericanos recientes. Tras ser alabada en varios festivales y con una clara tendencia a arrasar en las próximas nominaciones a los Oscars, la pregunta que hay que hacerse respecto a este film es la siguiente: ¿es realmente tan buena?

En opinión de un servidor, la respuesta es negativa, aunque claro está que con matices. Creo que Ben Affleck es considerado un buen director porque es un pésimo actor. Sus tres películas hasta la fecha demuestran su gusto por el thriller político –véase este interés reciente de otras estrellas como Redford o Clooney-, pero más allá de esto, ¿son Adiós, pequeña adiós, The Town y Argo tres piezas con estilo propio y solidez en el discurso? ¿Diríamos que pertenecen a un mismo director si las viésemos por separado? Con esto no quiero negar su calidad técnica, ni sus guiones perfectamente cuadrados, ni siquiera la excelente labor de sus estelares repartos. Argo, la mejor de las tres, pese a estar bien ejecutada, no tiene el nervio ni la personalidad que, por ejemplo, Munich (a la que toma como referencia) sí tenía.

Más allá de estas consideraciones, la película posee algo enormemente positivo que la hace algo más distintiva: la combinación del suspense de la trama con numerosos toques de humor. Si algo funciona como la seda son precisamente estos segundos, conseguidos gracias a dos secundarios terremotos como John Goodman y Alan Arkin y a un guionista, Chris Terrio, que no se ahorra polémicas en los diálogos. Pero su punto de partida argumental –la misión de rescate- es curioso e interesante, y da pie no solo a una reflexión sobre la corrupción y el maquillaje de la política norteamericana, sino también al escandaloso y banal mundo de producción de Hollywood.

Argo es sorprendentemente divertida, constantemente tensa y, en líneas generales, notablemente eficaz. Su gran error, sin embargo, además de contener una puesta en escena laboriosa pero poco personal, es que flojea en el drama familiar, protagonizado por un Affleck completamente incapaz de generar empatía o emociones. Y es que nos encontramos ante un director inteligente y oportuno, aunque no brillante, y frente a un actor que no ha sabido entender sus propias directrices al interpretar a un personaje que, seguramente, contenía muchas más capas de lo que parece y en el que, lamentablemente, recae el peso de la película.

Valoración: 6,5 sobre 10

Anuncios

Una respuesta a “Crítica de ‘Argo’: ¿el gran Ben Affleck?

  1. Me gustó la crítica, desde mi punto de vista es la obra magistral para muchos, para otros tantos sólo fue entretenida pero en lo personal es un film narrado con inteligencia. La verdad es que este tipo de cintas no son de mis favoritas, decidí ver Argo por el hecho de que el tráiler me pareció atractivo, en cuanto al desarrollo creo que es una película muy amena y con un buen equilibrio en la exposición de sus emociones pero definitivamente me parece una propuesta sobrevaluada pues le falta épica, suspenso y personajes de mayor interés para ampliar su empatía. En cuanto a la banda sonora esa sí me gustó pues nos podemos deleitar con canciones de los Rolling Stones, Van Halen y Led Zeppelin.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s