Crítica de ‘Los amantes pasajeros’: el cineasta fiel

almodovar

No creo que el cine de Pedro Almodóvar haya muerto con Los amantes pasajeros, como muchos vaticinaron justo después del estreno del film. Tampoco creo que todas estas masacrantes críticas fuesen por motivos personales; de hecho, tras verla, comprendo que a muchos pueda haberles quedado la sensación de tomadura de pelo. Y es que Los amantes pasajeros supone, ante todo, un giro radical en la obra del manchego, una huida de toda la complejidad (narrativa y formal) que cada vez se hacía más presente en su cine. También es un claro retorno a sus inicios más locos y desacomplejados, repletos de irreverencia y desprovistos de cualquier emotividad.

 Sin embargo, la experiencia, la densidad de los filmes de su última etapa y su intransferible sello autoral han supuesto que el Pedro más juguetón e inocente que ha querido sacar ahora se haya percibido como algo contradictorio. En parte quienes lo afirman tienen algo de razón: Los amantes pasajeros tiene pocas metáforas, y las capas que hay escondidas en ella no son (ni pretenden ser) demasiadas; es una comedia excesivamente alocada, sin una narrativa laberíntica pero (y ahí está la paradoja) de una exquisitez formal propia de sus filmes más estéticos. La suciedad y libertad del contenido, la de Pepi, Luci, Bom y otras chicas del montón, se ve ahora “contaminada”, contradicha por unas imágenes bellamente fotografiadas pero perfectamente planeadas.

Pero si algo me gusta de esta película son precisamente sus imperfecciones y contradicciones, su arriesgado y pretendido vacío narrativo, sus interpretaciones desmesuradas y anti-realistas, y esos numerosos gags que quizás no provocan una carcajada pero hacen que se te escape la sonrisa. Almodóvar sigue siendo Almodóvar, y él bien que lo sabe. Y es que con Los amantes pasajeros se ha permitido liberarse y explorar hasta el fondo el humor absurdo que poco a poco fue diluyendo pero nunca olvidando. El cine de Pedro seguirá siendo único, guste o no, sea más acertado a veces o menos; y eso es, creo, algo de lo que pocos cineastas actuales (y menos, españoles) pueden sacar pecho. Y no, su última película no es de las mejores (ni de largo), pero al menos es fiel a sí misma. 

Valoración: 6,5 sobre 10

Anuncios

2 Respuestas a “Crítica de ‘Los amantes pasajeros’: el cineasta fiel

  1. Gracias por el comentario

  2. me he quedado a medias, estaba dudando entre ir a verla o no. Creo que iré me encantas las primeras etapas de Almodovar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s